« Pour nos combats de demain, pour un monde plus libre, plus juste, plus égalitaire, plus fraternel et solidaire, nous devons maintenir vivante la mémoire de nos luttes »

Gunter Holzmann

Feedback
Accueil du site  ›  La sélection du Monde diplomatique en español  ›  Juin 2014  ›  Una primavera que duró diez años

Una primavera que duró diez años

Par Mikaël Faujour  |  5 juin 2014     →    Version imprimable de cet article Imprimer

El 20 de octubre de 1944, jóvenes militares guatemaltecos portadores de las aspiraciones de las clases media y alta de la capital pusieron fin a doce años de una feroz dictadura. La “Revolución de Octubre”, expresión que califica por extensión a la década siguiente, marca, según el historiador Sergio Tischler Visquerra “el fin del Estado-rancho” (1), es decir, un Estado al servicio de los intereses privados de latifundistas y de compañías extranjeras, como la estadounidense United Fruit (UFCO).

La junta revolucionaria y más tarde la presidencia de Juan José Arévalo, que comenzó el 15 de marzo de 1945, iniciaron un vasto proceso de institucionalización y democratización con dos importantes aportaciones. En 1947, el Código de Trabajo abolió una servidumbre amparada por la ley desde finales del siglo XIX. A partir de 1949, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social garantizó la atención gratuita a los ciudadanos.

Jacobo Árbenz Guzmán asumió el poder en 1951. Su objetivo era “modernizar” Guatemala. Quiso primero poner “al país en el camino del capitalismo”, y luego transformar “una Nación dependiente de la economía semicolonial en un país económicamente independiente” (2). Para la Guatemala de entonces, ya era mucho. El proyecto implicaba la protección y la extensión del mercado interno, el establecimiento de una economía mixta, la industrialización, el lanzamiento de grandes obras y la lucha contra los monopolios estadounidenses. La creación de una “Carretera al Atlántico” acabó con el monopolio del flete detentado por la empresa ferroviaria International Railways of Central America, perteneciente a la UFCO. Pero el proyecto prioritario de Árbenz seguía siendo la Reforma Agraria, que debía ayudar a desarrollar un mercado interno. El decreto 900 de 1952 estableció oficialmente sus bases. El Estado compró las tierras sin explotar al precio declarado fraudulentamente al fisco –a menudo inferior a su valor real–, y luego las repartió en usufructo vitalicio. Semejante proyecto preocupó de inmediato a la CIA y la UFCO…

NOTAS :

(1) Sergio Tischler Visquerra, Guatemala 1944 : Crisis y revolución. Ocaso y quiebra de una forma estatal, Universidad de San Carlos de Guatemala, 1998.

(2) Discurso de investidura, 15 de marzo de 1951.





APPEL AUX DONS
Vous pouvez aider au développement du site de Mémoire des luttes par une contribution, ponctuelle ou régulière, d'un montant à votre convenance.

En savoir plus

Trois formules sont à votre disposition :

- Un don en ligne sécurisé via PayPal ou CB

- Un don par chèque adressé à Mémoire des luttes
(Soutien à Mémoire des luttes)
3, avenue Stephen Pichon
75013 Paris

- Un don par virement bancaire au compte de l'association (Code banque : 10107 - Code guichet : 00223 - Numéro de compte : 00518035437 - Clé : 52)

Mémoire des luttes s'engage à informer régulièrement les visiteurs du site sur les montants reçus, ainsi qu'à leur fournir une information transparente sur l'utilisation de ces fonds.

L'équipe de rédaction du site.

  →  Pour en savoir encore plus



ARTICLES





Les chroniqueurs



Les invités de MDL



BRICS



Surveillance de masse



Rencontre mondiale des mouvements populaires



Hugo Chávez


Suivez-nous  →    Flux RSS

   Facebook       Twitter
Administration  →
|
À PROPOS
Site réalisé avec SPIP
Conception :